viernes, 9 de enero de 2015

BICARBONATO (Bi Na 1/6 molar y 1 molar)

1. Intoxicación conocida (ó con alto índice de sospecha) por sustancias que alteran los canales del sodio, en el sistema de conducción cardíaca, y que presentan evidencia de cardiotoxicidad: despolarización ventricular alterada (QRS > 100-120 miliseg, QT alargado), inestabilidad cardiovascular e hipotensión, con complejos anchos y/o estrechos, arritmias cardíacas o acidosis metabólica. Varios fármacos pueden provocar toxicidad por este mecanismo; entre ellos, los antidepresivos tricíclicos constituyen el clásico ejemplo de este tipo de toxicidad (Tabla III).
La administración de bicarbonato aumenta la concentración de sodio sérico y alcaliniza la sangre, provocando una mayor movilización de la droga, del tejido cardíaco al resto del organismo. También se puede hiperventilar al paciente para aumentar la alcalinización.
2. Acidosis metabólica severa que acompaña a las intoxicaciones por metanol, etilenglicol, como medida coadyuvante, además del antídoto (etanol o fomepizol).
3. En intoxicaciones por salicilatos, fenobarbital, arsénico o en presencia de rabdomiólisis severa, como alcalinizador de la orina.
Dosis iv:
• Intoxicación por drogas cardiotóxicas: 1-2 mEq/kg/h (1-2 ml/kg/ h) de Bi Na 1 M (diluido al 50%); después se va titulando la dosis para mantener pH en sangre entre 7,45-7,55, hasta que se resuelvan las anormalidades ECG y desaparezca la inestabilidad hemodinámica.
• Acidemia metabólica: 0,5-1 mEq/kg (0,5-1 ml/kg) de Bi Na 1 M, en bolo (diluido al 50%). Se debe mantener el pH sanguíneo entre 7,45 7,50.

0 comentarios:

Publicar un comentario